Blog

Advertencias antes de decidirse por un Test de intolerancia Alimentaria

por CSNovotest el 5 Abril, 2017

Los Tests a 35-50€  nos dan ya una pista para adivinar que no se realizan a partir de una muestra de sangre.  Los equipos de bioimpedancia que se emplean con esta intención, no están validados para detectar intolerancias alimentarias, alergias ni otras reacciones frente a los alimentos. La bioimpedancia se basa en la aplicación de un estímulo energético determinado, las alteraciones energéticas que ese estímulo genera, se pueden medir e interpretar, dice la teoría. Esto se traslada a los alimentos, los cuales, dicen, poseen vibración propia y única. Para que éste Test tuviera unos resultados fiables, el equipo debería de estar correctamente calibrado y validado, permanecer estático en su lugar de emplazamiento y alejado de campos electromagnéticos que alteren su funcionamiento. Contraindicado en embarazadas, personas que lleven implantes metálicos y o marcapasos. Desconfiemos de las máquinas que se mueven de centro en centro y de las ofertas por internet para no llevarse una frustración.

Pruebas en sangre realizadas por profesionales sanitarios:

  • A 59 alimentos: Es un Test económico, que se puede encontrar en Farmacias o centros de salud, que además de la sensibilidad a los alimentos puede proporcionarnos una información global acerca de nuestra salud intestinal. No hace falta estar en ayunas
  • A más de 200 alimentos. En los laboratorios de análisis clínicos.

Le recomendamos que consulte siempre la lista de alimentos, de los tests de 200 alimentos, algunos nos ofrecen muchos alimentos, pero muchos de ellos son atípicos o nada habituales en nuestra dieta, como Eglefino, Corzo, Tirabeque, Aceite de cardo, Hoja de higuera, Brotes de Bambú, Lúpulo, Ganso, Aguaturma… y en cambio no tienen alimentos importantes como carne de Ternera, carne de Buey, Rape, Bacalao, Merluza, Besugo, Sepia, Mejillón, Berberecho, Cereza, Mandarina, Mora, Cereza, Cuscus, entre muchos otros. Antes de confirmar la prueba consulte la lista de alimentos para evitar ¡sorpresas!, Solicite el test de alimentos de Dieta Mediterránea.

Pruebas en saliva: La sensibilidad alimentaria no se puede medir en una muestra de saliva, solamente aquellas intolerancias causadas por un déficit enzimático, como a la lactosa y otros azúcares (fructosa, sorbitol y recientemente a la histamina alimentaria. No tendrá información de otros alimentos.

QUÉ ES LA INTOLERANCIA ALIMENTARIA. DIFERENCIAS CON LA ALERGIA.

El cuerpo puede reaccionar de forma adversa a ciertos alimentos, pero hay que diferenciar entre alergia alimentaria y sensibilidad o intolerancia a los alimen­tos, aunque el sistema inmunológico esté implicado en ambos.

Las alergias alimentarias clásicas, son reacciones que generan una respuesta muy rápida con unas manifestaciones claras en forma de hinchazón, diarrea, urticaria, eczema, asma, moqueo y lagri­meo, es decir un cuadro clínico clásico de alergia a las pocas horas de comer el alimento. La mayoría son reacciones alérgicas leves, pero en algunos casos puede producirse una reacción grave y peligrosa (shock anafiláctico) con riesgo incluso de un fatal desenlace. Se miden con la inmunoglobulina E (IgE).

La intolerancia alimentaria o sen­sibilidad alimentaria, son términos utilizados para no confundirla con la alergia alimentaria clásica. Es una reacción retardada, las manifestaciones son menos evidentes y no aparecen hasta transcurridos unos días por lo que es muy difícil asociarlas a la ingesta de al­gún alimento. En este proceso, mediado también por el sistema inmune, inter­vienen las inmunoglobulinas G (IgG), pero con síntomas menos graves aunque sí molestos como dolores abdominales, diarrea, hinchazón, urticaria, picor, ec­zema, dolor de cabeza, migraña, mareo, asma, rinitis, depresión, fatiga, etcétera.

No hay que confundir la intolerancia alimentaria con la intolerancia a un ali­mento producida por el déficit de un enzima, por ejemplo la intolerancia a la lactosa es causada por la falta o can­tidades insuficientes del enzima lactasa, necesario en nuestro organismo para la correcta digestión o utilización de los productos lácteos.

En CSnovotest somos expertos en la ayuda para el diagnóstico de Alergias, Intolerancias y Sensibilidades Alimentarias. Diponemos del Test de Intolerancia Alimentaria FOOD DETECTIVE. un test diseñado para identificar los alimentos que aumentan la producción de anticuerpos IgG. Las inmunoglobulinas G, (IgG) se encuentran en la sangre y son los marcadores bioquímicos de elección para determinar la intolerancia alimentaria.

Para cualquier duda o aclaración contacte con nosotros info@csnovotest.com.

 

 

 

 

Leer más

La importancia de los Ácidos Grasos en la madurez

por CSNovotest el 23 Enero, 2017

Durante la madurez hay que tener en cuenta tres aspectos importantes relacionados con el envejecimiento que influyen en el estado de salud: debe reducirse la cantidad de alimentos ricos en grasa, debe mantenerse una ingesta equilibrada favoreciendo el consumo de grasas poliinsaturadas, favoreciendo el consumo de pescado, frutos secos y semillas o a través de suplementos.

Esto es importante porque al avanzar los años existen mayores posibilidades de presentar obesidad o enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, algo que se puede agravar si se hace una ingesta de alimentos ricos en grasa o precocinados o de confección industrial. Si además se acompaña con poco ejercicio físico, disminuye la actividad del metabolismo, se reduce la masa muscular, aumenta la grasa corporal y el riesgo aumenta.

Existen cinco grandes grupos de Ácidos Grasos que se encuentran distribuidos en los alimentos: los monoinsaturados, los poliinsaturados (omega 3 y 6), los saturados y los trans

  1.  Monoinsaturados: Responsables de los niveles altos de HDL (colesterol bueno). Tienen como función la limpieza arterial, previniendo la aparición de ateromas. El aceite de oliva, el aguacate y nueces de macadamia son los alimentos más ricos en ácidos grasos monoinsaturados.
  2. Ácidos Omega 3: Son los más cardiosaludables ya que hacen disminuir los triglicéridos y el colesterol total sin reducir el HDL (colesterol “bueno”). Los encontramos en el pescado azul, nueces y semillas de lino y chía.
  3. Ácidos Omega 6: Diferentes estudios han demostrado que un mayor consumo de alimentos ricos en Omega 6 produce una reducción del colesterol total, de colesterol LDL pero también el HDL, por lo tanto no se ha de hacer un consumo excesivo de este tipo de grasas. Son grasas de origen vegetal que se encuentran principalmente en los aceites vegetales como el girasol, maíz, soja y frutos secos.
  4. Saturados: Las dietas ricas en estas grasas aumentan el colesterol LDL (“malo”). SE encuentran principalmente en las grasas de origen animal (carnes rojas, embutidos, piel de pollo, mantequilla, lácteos enteros)
  5. Trans: Un consumo regular de éstas grasas provoca un aumento del colesterol “malo”, una disminución del “bueno” y un mayor riesgo de diabetes, por lo que son muy perjudiciales para la salud. Se encuentran en productos de bollería industrial, repostería, patatas fritas, alimentos precocinados, snacks y palomitas de microondas.

Cómo influyen las grasas que consumimos sobre el colesterol y los triglicéridos:

tabla-de-acidos-omegas1

Relación de Productos recomendados:

active-moredha                       morepa                         morgla

CSnovotest, dispone de un test rápido para medir sus niveles de Ácidos Grasos, y así identificar qué suplementos son los adecuados. Recuerde no cualquier suplemento es el adecuado para Usted.

 

Leer más

Por qué ganamos peso conforme envejecemos

por CSNovotest el 27 Septiembre, 2016

Es una realidad, conforme envejecemos, ganamos peso. Incluso llevando una alimentación saludable y haciendo ejercicio, con el paso de los años, el organismo cambia, se pierde agua y se gana grasa en diversas zonas del cuerpo. La musculatura se relaja, aumenta la flacidez y se pierde elasticidad. En muchos casos, sólo se trata de que la barriga baja de altura con el paso de los años, lo que no significa que se haya ganado peso, si no que la grasa se redistribuye y puede dar lugar a una sensación errónea de gordura.

Sin embargo, lo normal es que, a partir de los 40 años, se pierda desde 0,5 kilos de músculo hasta 1,5 kilos y se gane medio kilo de grasa por cada año natural y, además, es más difícil perder ese sobrepeso.
¿cuáles son las razones por las que ganamos peso con la edad?

Cambios hormonales
Cuando se pasa de cierta edad, los cambios hormonales van a favorecer que engordemos y a dificultar la pérdida de peso , principalmente, disminuye la producción de la hormona tiroidea, lo que provoca que el metabolismo sea más lento.
Muchos de los órganos que producen hormonas son controlados por otras hormonas. El envejecimiento también provoca cambios en este proceso. Por ejemplo, un tejido endocrino puede producir menos de sus hormonas de lo que lo hacía a una edad más joven o puede producir la misma cantidad, pero a una tasa más lenta.
Hay dos hormonas que van a ser las responsables de que engordemos, y con las que hay que tener más cuidado con el paso del tiempo:

La insulina: Los cambios hormonales asociados a la edad, especialmente en la mujer, se produce ya de por sí una mayor resistencia a la insulina, y esto es porque nuestras hormonas sexuales disminuyen. Esta hormona se segrega cuando se comen azúcares. Si se ingieren pocas calorías, pero éstas son, principalmente azúcares, será más difícil que ese peso o la grasa depositada se pierda y es más probable que se pierda masa muscular.
El cortisol: esta hormona es la segunda responsable de que engordemos ,La producción de cortisol que se produce ante el estrés, hace que comamos compulsivamente. Si esto se convierte en un hábito, la caída de la testosterona provoca una disminución de la masa muscular, por lo que se queman menos calorías. Esta es la razón por la que engordamos a largo plazo.
Con la edad, los altos niveles de cortisol aceleran el proceso. El cortisol también anima al cuerpo para almacenar la grasa, especialmente la grasa visceral.
Reducción de la actividad física y la pérdida de masa muscular
Con el paso de los años se pierde forma física, los dolores musculares o de las articulaciones, problemas de huesos y el cansancio propio de la edad hace que las personas mayores lleven vidas más sedentarias y estén más tiempo sentadas, lo que conlleva una pérdida de músculo y un aumento de grasa.
Lo que no se usa se pierde, así que con el aumento del sedentarismo y al dejar de usar los músculos, éstos se pierden. Como el músculo es mucho más activo metabólicamente que la grasa, las personas musculosas y delgadas tendrán mayor facilidad para quemar calorías que quienes tienen grandes proporciones de grasa en sus cuerpos.
Gasto Energético Basal
El gasto basal de energía de las personas cambia con el tiempo, es decir los jóvenes gastan más energía que los mayores. El cuerpo humano reduce un 10% su consumo de energía cada década, a partir de los 40 años, momento a partir del cual, cada década nuestro organismo consume un 10% menos de energía que la anterior por lo que habrá que adaptar la ingesta de calorías de manera proporcional, reduciéndola un 10% cada década para evitar el aumento de peso.
¿Cómo evitar ganar peso con la edad?
Algunas claves para evitar que ese peso aumente en exceso:

  • Aumentar el contenido en proteínas, que sacian más y no contienen tantas calorías como las grasas. Además, ayudarán a aumentar la masa muscular.
  • Eliminar el máximo posible los azúcares simples y refinados
  • Controlar el consumo de frutas, es preferible comer poca cantidad y con bajo contenido en azúcares y decantarse por las verduras
  • Disminuir el contenido de las grasas como las frituras e, incluir en la dieta grasas saludables
  • Beber agua de manera constante, a pesar de que con la edad se pierden las ganas de beber
  • Procurar dormir más horas; estar despierto hasta tarde va aumentar los niveles de grealina, hormona que nos provoca tener más hambre y picar entre horas
  • Hacer un día de abstinencia o eliminar la cena (ocasionalmente)
  • Comer menos y añadir algún alimento con fibras completas
  • Evitar hacer 3 grandes comidas al día, y hacer 5 ó 6 comidas ligeras
  • No hacer ejercicio intenso cada día, alternarlo a intervalos, durante 3 ó 4 días a la semana. Se recomienda hacer, pero existen otros ejercicios adecuados como el yoga, pilates, estiramientos, Tai Chi, paseos o meditación
  • También conviene realizar ejercicios con pesas para mantener la masa muscular
Leer más

La importancia de los Prebióticos y Probióticos

por CSNovotest el 14 Julio, 2016

Aproximadamente cien millones de bacterias componen nuestra flora intestinal, también llamada flora microbiana, y en su mayoría están localizadas en el colon.

Esta flora microbiana, desarrolla funciones esenciales para nuestro organismo como, protegernos de bacterias patógenas, el perfecto funcionamiento de nuestro sistema inmunitario, así como también del correcto metabolismo de los alimentos.

También favorece la absorción de minerales como el calcio, el hierro y el magnesio y activa el sistema inmunológico aumentando las defensas.

Los prebióticos son alimentos que contienen un tipo especial de fibra alimentaria no digerible, que estimula el crecimiento de una clase específica de bacterias del colon. Esta flora se destruye por varias razones como por ejemplo el consumo de antibióticos, malos hábitos alimenticios o sufrir infecciones, entre otras. Cuando esto sucede, surgen desequilibrios en la flora y aparecen las diarreas.

Los alimentos probióticos son alimentos que contienen esos microorganismos vivos y beneficiosos para quien los ingiere, al permanecer vivos en el intestino, contribuyen al equilibrio y repoblación de la flora del intestino. Es importante que estas bacterias lleguen vivas al intestino para ejercer con eficacia su función que es, adherirse al epitelio intestinal e impedir que otras bacterias (E. coli, Salmonella, etc.) ocupen su lugar desplazándolas . Ejemplos de alimentos que contienen probióticos son el yogur, la leche fermentada, la col fermentada. Podríamos decir que los probióticos se alimentan de los prebióticos

Entre los productos que hay en el mercado, recomendamos “Active Flora” de Salengei active-flora-rec

Active Flora ha sido desarrollado mediante una tecnología novedosa (ProbioAct) que consiste en una mezcla de ingredientes con función protectora y nutritiva específica para las bacterias de la mezcla. Estos ingredientes se han seleccionado y comprobado su capacidad de aumentar:
– La vida media del producto.
– La supervivencia de las bacterias al tracto gastrointestinal.
– La actividad de las bacterias en el intestino.

Active flora contiene mil millones de bacterias por cada gramo de producto (2 cápsulas). La mezcla contiene 7 cepas bacterianas: Bifidobacterium lactis, Enterococcus faecium, Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus paracasei, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus salivarius, Lactococus lacti., de forma que sinergiza el efecto de los probióticos optimizando los resultados para el consumidor.

En los probióticos tradicionales, la vida media de las células, disminuye debido a las exposiciones de agentes externos, en el caso de Active Flora gracias a su tecnología se preservan las bacterias hasta 36 meses a temperatura ambiente. Así mismo las protege del medio ácido del estómago y las mantiene vivas.

También contiene cuatro mil millones de Saccharomyces boulardii, una levadura beneficiosa que en numerosos estudios ha mostrado ser efectiva en la prevención y el tratamiento de la diarrea, especialmente la causada por el tratamiento de antibióticos. Su acción se basa en múltiples mecanismos sobre las enzimas digestivas, Saccharomyces boulardii es capaz de crear un entorno favorable al crecimiento de la microbiota intestinal beneficiosa, permitiendo la destrucción de patógenos mientras que constituye una protección adicional a la mucosa. Una de las infecciones intestinales más comunes es el crecimiento excesivo de un tipo de levadura llamada Candida albicans, técnicamente llamada candidiasis que puede afectar con trastornos intestinales, fatiga, afecciones en la piel, membranas y mucosas que revisten diversas cavidades del cuerpo como la boca, labios, párpados, orejas o el área genital.

Debido al aumento de la resistencia de la candidiasis a los medicamentos existentes es muy importante el uso de nuevas estrategias que ayudan al tratamiento de este tipo de hongo. En este caso el uso de probióticos, como la levadura Saccharomyces boulardii ha demostrado que es capaz de segregar unos compuestos activos capaces de reducir la virulencia de la Candida albicans.

Active Flora proporciona por cada 2 cápsulas, 44 g de gel de aloe vera. El aloe vera tiene una actividad gastroprotectiva debido a sus propiedades antiinflamatorias a bajas concentraciones, por ello se aconseja tomar en diversos trastornos, como intolerancias alimentarias o tratamientos prolongados con antibióticos ya que actúa reduciendo la permeabilidad intestinal y ayuda a reducir la inflamación.

CSnovotest, recomienda a los pacientes con trastornos de Intolerancias Alimentarias, diagnosticados en sangre, la toma de prebióticos y probióticos.

Leer más

El Favismo y su control Preventivo en la farmacia

por CSNovotest el 19 Mayo, 2016

La deficiencia de la enzima glucosa-6-fosfato deshidrogenasa en los eritrocitos, conocida también como favismo, es la deficiencia enzimática más común en el mundo y se estima que la padecen unos 420 millones de personas.

Una de las zonas de mayor frecuencia es a ambos lados de la cuenca mediterránea (Norte de África, Italia, Grecia, España). En toda ésta área la frecuencia es variable, dependiendo del país y de las regiones. En España se estima que la padecen entre 0,5-1.0% de la población.

Casi todos los pacientes son asintomáticos. Sin embargo, puede ocurrir una anemia hemolítica aguda, en ocasiones grave, después de la ingestión de ciertos alimentos (como las habas, de ahí el nombre vulgar de “favismo”) o de tomar ciertos medicamentos.

La transmisión es recesiva ligada al cromosoma x. La enfermedad es el resultado de mutaciones en el gen GPD (Xq28). Los hombres hemocigotos y las mujeres homocigotas expresan el déficit completamente, mientras que las mujeres heterocigotas, muestran una expresión variable, frecuentemente moderada.

La G6PD participa del ciclo de las pentosas, cuyo objetivo es producir energía como NADPH (Nicotinamida adenina dinucleótido fosfato), para permitir reacciones de óxido-reducción en las diferentes células del organismo. Los glóbulos rojos depende exclusivamente de este mecanismo para obtener energía. Al existir la deficiencia enzimática, y en contacto con oxidantes, el hematíe no es capaz de revertir la reacción y se produce la hemólisis.

Los síntomas más frecuentes pueden ser: fiebre, mareos, vómitos, taquicardia,dolor abdominal, icteria. Se debe controlar el color de la orina que no sea oscura (eliminación de la hemoglobina por rotura de hematíes)

CSnovotest dispone de un test rápido y fácil el cual detecta la generación de NADPH desde NADP, lo que facilita el hacerlo en la farmacia o consulta médica, cuando a un paciente se le ha de dispensar algún medicamento que provoque la hemólisis a causa del déficit

A parte de las habas se ha demostrado que unos 200 fármacos (primaquina, dapsona, sulfamidas, fenacetina, etc) , por sus características oxidantes, si los ingieren personas con el déficit enzimático les pueden desencadenar una reacción hemolítica, a veces grave, y que de prolongarse o producirse varias puede lesionar de forma permanente la función del riñón.

Por tal motivo es muy importante cuando se prescribe alguno de estos medicamentos, hacer el test rápido para detectar una posible deficiencia, en cuyo caso estaría contraindicado el medicamento a esa persona.

Hay un grupo de medicamentos que está completamente contraindicado que los tomen las personas afectadas. Hay un segundo grupo que no está recomendado pero que, en caso de no tener alternativa adecuada, se pueden administrar con un estricto control que o aparezca ningún síntoma de que inicia el proceso hemolítico.

 

Leer más

Diagnóstico de la intolerancia a la lactosa

por CSNovotest el 28 Abril, 2016

Aunque mucha gente lo desconoce, en España más de un 20% de la población padece una intolerancia a la lactosa más o menos grave. Sus principales efectos se caracterizan por un malestar general, náuseas, diarrea, flatulencias o espasmos.

La lactasa es una enzima codificada por un gen del cromosoma 2 que tienen todos los mamíferos y que les permite tolerar la leche durante la época de lactancia. Conforme se va dejando atrás esta etapa, disminuye la expresión del gen y por tanto la síntesis de lactasa, con lo que el intestino pierde la capacidad de asimilar la lactosa, es decir, el azúcar de la leche. Sin embargo, la especie humana, a diferencia del resto de los mamíferos, desarrolló un polimorfismo del gen LACT hace entre 5.000 y 7.000 años coincidiendo con los hábitos de vida sedentarios del neolítico, que permite que permanezca su actividad, con lo que no se produce la intolerancia. Esta mutación es muy dependiente de la raza. Por ejemplo, en Suecia, sólo hay un 2% de intolerantes; en USA las personas de raza blanca un 12%, los indios nativos casi un 100% y los de color un 75%. En América latina un 50% de la población es intolerante a la lactosa, en el sur de Europa puede acercarse al 50% y en Sicilia se ha reportado un 70%. En España afecta a entre un 15 y un 20% de la población.

Para prever si un paciente es tolerante o no a la lactosa, CSnovotest ofrece un test llamado LACTOgen, que se puede gestionar en la farmaciaanaliza si el gen LACT presenta el polimorfismo que mantiene la tolerancia a la lactosa, o por el contrario es el nativo y la persona presentará intolerancia. Ante un genotipo denominado “normal”, se producirán distintos grados de intolerancia.

Las pruebas clásicas de diagnóstico se basan en ingerir lactosa marcada con un isótopo radiactivo y medir la radioactividad en el aire expirado; son pruebas largas y pesadas para el paciente, que detectan si la intolerancia está o no ya instaurada. La ventaja del test genómico es que indica si se es genéticamente intolerante, aunque no se hayan presentado todavía sus efectos, y ello facilita prevenir las agresiones al intestino, antes de que aparezcan sus efectos. Se da el caso de personas que han pasado años con trastornos intestinales sin evidenciar que podía ser la lactosa la causa de dichas molestias. La realización de la prueba de LACTOgen es sencilla y cómoda para el paciente, ya que sólo se precisa un poco de saliva, y su coste no es superior al de las pruebas tradicionales con isótopos radioactivos.

Si se confirma dicha incapacidad para asimilar el azúcar que contiene la leche, llegará el momento de modificar los hábitos de vida controlando los productos que se consumen. Habrá que revisar también en los productos envasados las etiquetas que indican sus componentes y evitar en un sentido lo más amplio posible cualquier producto que en su composición contenga lactosa. Además, para las personas afectadas pueden resultar especialmente útiles los recursos que ofrece la web médica acreditadal Lactosa.org de la Asociación de Intolerantes a la lactosa (Adilac), fundada por Oriol Sans.

La página ofrece, por ejemplo, un semáforo alimentario para intolerantes a la lactosa que sitúa en territorio prohibido la leche, los derivados lácteos, la mantequilla o los helados y que alerta sobre otros productos que pueden contener lactosa, como son el pan, los embutidos o la bollería, entre otros. Sin embargo, “la falta de leche en la dieta puede producir falta de calcio, vitamina D (necesaria para la absorción del calcio), riboflavina y proteínas”, explica Lactosa.org. Así pues, recomienda productos substitutivos como son las sardinas, el salmón o las espinacas para obtener calcio o el hígado de bacalao para conseguir vitamina D.

Otra posibilidad recomendada por Lactosa.org es consumir lácteos sin lactosa o con lactosa hidrolizada parcialmente. En este sentido, la web ofrece un listado de marcas que ofrecen productos de este tipo, recetas seguras y una relación de restaurantes sensibilizados con la intolerancia a la lactosa

Leer más

Vitamina D: la supervitamina que más se necesita y que menos tenemos

por CSNovotest el 23 Marzo, 2016

Prevenir enfermedades de los huesos (como la osteoporosis), regular el sistema inmunológico (y prevenir enfermedades como la gripe), prevenir numerosos tipos de cáncer, enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple o la diabetes tipo 1, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, demencia y hasta el estrés y la depresión. Esa maravilla capaz de cambiarlo todo se llama vitamina D. Y sin embargo, la realidad es ésta: nos falta vitamina D. Y eso que se trata de una vitamina que necesitamos tanto como el agua que bebemos y el aire que respiramos.

Conteste estas tres preguntas antes de seguir leyendo

  1. ¿Sabe cuánta vitamina D necesita realmente?
  1. ¿Cuándo se ha analizado por última vez su nivel de vitamina D?
  2. ¿Está seguro de que no tiene déficit?

Conocer la respuesta a estas preguntas es esencial para su salud.

Asómbrese al leer lo que sigue

Las investigaciones científicas no dejan de sacar a la luz nuevos beneficios de la vitamina D. Los que siguen son algunos de los más destacados y recientes. Le sorprenderá no haber leído antes sobre ellos. Quizá se pregunte cómo es posible que esta información tan importante no haya ocupado titulares de portada. Yo también me lo pregunto.

  • Un nivel bajo de vitamina D en niños incrementa el riesgo cardiovascular, según una investigación de 2015 de la Universidad Complutense de Madrid. Tras analizar la presencia de esta vitamina en una muestra de escolares de distintas ciudades, los investigadores concluyeron que los niños con niveles más bajos presentan niveles más elevados de tensión arterial y triglicéridos séricos (1).
  • Suplementos de vitamina D evitan que el cáncer de próstata se vuelva más agresivo. Un estudio de 2015 llevado a cabo en pacientes con cáncer de próstata de bajo grado a los que se prescribió vitamina D muestra que, en el 55% de los casos, experimentaron disminuciones en la escala de Gleason o incluso la desaparición del tumor. El estudio pone de manifiesto que la ingesta de suplementos de vitamina D podría retrasar o incluso revertir la progresión de estos tumores sin necesidad de cirugía o radiación.
  • Se confirma la relación entre la falta de vitamina D y el riesgo de demencia. Según un estudio internacional publicado en Neurology, los adultos que presentan un déficit moderado de vitamina D presentan un 53% más de probabilidad de desarrollar demencia de cualquier tipo, y el porcentaje asciende al 125% en el caso de déficit muy acusado (2).
  • Un estudio publicado en The Lancet diabetes and endocrinology ha demostrado de forma concluyente la relación causal que existe entre el déficit de vitamina D y la hipertensión. Los investigadores sugieren que la suplementación con vitamina D podría ser eficaz en la lucha contra algunos casos de hipertensión. Hasta ahora los resultados de análisis de observación apuntaban a una estrecha vinculación entre un déficit de vitamina D y la hipertensión, pero no había pruebas consistentes; ahora este estudio ha demostrado la relación causa-efecto entre ambos. (3)

¿Asombrado? ¿Quiere leer más evidencias de lo que es capaz de hacer la vitamina D? Allá vamos. Empecemos con un estudio publicado hace sólo unos días:

  • Un nuevo estudio ha sacado a la luz la relación entre un índice bajo de vitamina D y el virus del papiloma humano (HPV) en las mujeres. Los investigadores partían de la numerosa evidencia científica respecto a que contar con suficiente vitamina D mejora la protección contra varias enfermedades infecciosas; sin embargo, su asociación con el virus del papiloma humano no había sido estudiada. Así, y tras estudiar un total de 2.353 mujeres sexualmente activas teniendo en cuenta los resultados de las pruebas respecto a infección por VPH cervicovaginal y el estado de vitamina D llegaron a una tajante conclusión: la prevalencia de infección por VPH se asocia a niveles bajos de vitamina D. (4)

Y un par de investigaciones más para acabar de completar el panorama:

  • Se ha demostrado que altas dosis de vitamina D ayudan a pacientes con tuberculosis a recuperarse con más rapidez. El estudio, publicado en PNAS y dirigido por investigadores de la Universidad de Londres, revela que las dosis altas de vitamina D, además del tratamiento antituberculoso, ayudan a los pacientes en su respuesta inmune ante la enfermedad infecciosa, suavizando la respuesta inflamatoria del cuerpo. (5)
  • Otro estudio publicado en diciembre de 2015 en Neurology, la revista médica de la Academia Americana de Neurología, asegura que tomar vitamina D beneficia a las personas con esclerosis múltiple. Los científicos concluyeron en la necesidad de que los niveles de vitamina D de estos pacientes estén por encima de 50 ng/ml para, de ese modo, reducir la actividad de la enfermedad. Por el contrario, los bajos niveles de vitamina D en la sangre estarían vinculados a un mayor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple. Ademas, las personas que tienen esclerosis múltiple y bajos niveles de vitamina D son más propensas a sufrir mayor discapacidad y más actividad de la enfermedad. (6)

Nos falta vitamina D

Y éstos son sólo los resultados de los últimos informes que los investigadores han realizado, publicados hace apenas unos meses o incluso sólo unas semanas. Por no hablar de la utilidad ya sobradamente demostrada de esta supervitamina para protegernos de la gripe, prevenir las fracturas de la osteoporosis, diabetes, párkinson, depresión o reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, entre otros. (7) (8) (9) (10) (11) (12) Y mientras tanto, nosotros seguimos enfrentándonos a esta triste realidad: nos falta vitamina D y nadie parece hacer nada para remediarlo.

Cómo se sintetiza la vitamina D

Cada vez que el sol está en lo alto y que sus rayos acarician nuestra piel, sin saberlo estamos fabricando vitamina D. Quizá por eso, al ser España un país bañado por el sol, nadie prestó demasiada atención a cuál sería el nivel de vitamina D de la población, dando por hecho que nunca nos faltaría. Y ahora viene la sorpresa: los últimos estudios aseguran que el déficit de vitamina D entre la población española, como también ocurre en otros países europeos, es alarmante, hasta el punto de que tiene dimensiones de pandemia. Por poner un ejemplo, el 80% de los adolescentes españoles (que están en una edad crítica para su crecimiento y salud) tendrían déficit. ¿Y cómo hemos llegado a este punto? ¿No le parece un disparate, una negligencia de enormes dimensiones, estar privando a su cuerpo de esta supervitamina? La lección es muy clara: conviene tener suficiente, tanto en invierno como en verano. De ello depende en gran parte nuestra salud.

¿Y cuánto es “suficiente”?

Ahora viene la segunda sorpresa. Del mismo modo que hace dos décadas las autoridades sanitarias se equivocaron al considerar que un adulto necesita, como máximo, unas 200 UI (5 µg) de vitamina D al día, hoy también se equivocan en las dosis que aconsejan, que no son mucho mayores. Y es que 200 UI al día es el aporte nutricional recomendado (CDR –cantidad diaria recomendada-) en Europa, y el que consta en la información nutricional que aparece en la etiqueta de los alimentos, redactada según la legislación vigente a nivel de la Unión Europea. En Estados Unidos las cosas están algo mejor. En el año 2011, por ejemplo, el IOE (el que era el Institute of Medicine de Estados Unidos, que acaba de cambiar su nombre a HMD –National Academies of Sciences, Engineering and Medicine-) ya actualizó su recomendación respecto a la CDR de vitamina D (es decir, la dosis mínima que se debe consumir) y lo estableció en 600 UI/día para edades comprendidas entre 1 y 70 años, incluyendo durante el embarazo y la lactancia. Pues bien, 200 UI es una cantidad simplemente ridícula, pero es que 600 sigue siendo baja. Las autoridades europeas comienzan a prestar atención al asunto. De hecho, y ante lo que han calificado de datos “alarmantes” en sus niveles en la población, la Unión Europea ha emprendido el proyecto de investigación ODIN, liderado por la universidad irlandesa de Cork y en el que participan también científicos españoles de la Universidad Politécnica de Madrid. Sus objetivos son claros: medir exhaustivamente el déficit de vitamina D en Europa por grupos de población, implementar una estrategia de salud pública eficaz para prevenirla y revisar las recomendaciones actuales de ingesta. Sus resultados tardarán en llegar, pero hoy le traigo un avance. Y es que acaban de hacer público hace pocos días un informe preliminar con sus primeras conclusiones. (13) Agárrese a la silla para leerlas: Se lo ponemos en el idioma original en el que lo han escrito los investigadores para que no haya riesgo de malinterpretar sus palabras:

“The present work within the ODIN project (…) provide the first firm evidence that vitamin D deficiency is widespread across Europe and at prevalence rates that are indicative of a serious public health problem underlying not only risk of metabolic bone diseases but potentially other health outcomes as well”.

Los investigadores son contundentes en sus primeras conclusiones:

“El presente trabajo dentro del proyecto ODIN (…) proporcionan la primera evidencia firme de que el déficit de vitamina D está generalizado en toda Europa y en unas tasas de prevalencia que indican que se trata de un problema grave de salud pública en el que subyace no sólo el riesgo de enfermedades óseas metabólicas, sino también de otros problemas potenciales de salud”.

Y ahora le volvemos a plantear las tres preguntas con las que arrancamos este texto:

  1. ¿Sabe cuánta vitamina D necesita realmente?
  1. ¿Cuándo se ha analizado por última vez su nivel de vitamina D?
  2. ¿Está seguro de que no tiene déficit?

Los beneficios de la vitamina D son incalculables, como también lo son los perjuicios que acarrea su carencia. Por eso, si tiene déficit, corregirlo puede aportarle beneficios extraordinarios a su salud. Y hay muchas probabilidades de que tenga déficit, no le quepa duda. Thierry Souccar, como sabe, es el autor de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar. Y es la persona que más sabe de vitamina D. No en vano, allá por 1990, cuando apenas se prestaba la mínima atención a esta vitamina, él ya alertaba de su déficit generalizado y sus potenciales beneficios en la salud. Por eso hemos pensado que un Informe Especial sobre vitamina D es el mejor regalo que podemos hacerle por la suscripción a Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar. Lo tenemos listo para enviárselo y que así usted empiece a tomar desde hoy mismo cartas en el asunto. Esto es lo que va a encontrar en el Informe Especial “Vitamina D: increíbles beneficios para su salud”:

  • Por qué debe medirse hoy mismo el nivel de vitamina D y qué debe pedir exactamente a su médico que le analice.
  • Cómo interpretar los resultados del análisis que reciba.
  • A qué hora debe tomar en sol, cuánto tiempo exactamente y de qué forma para sintetizar la vitamina D adecuadamente y sin poner en riesgo su piel.
  • El color de su piel, cómo se desplaza habitualmente, el tipo de trabajo que desempeña y otros factores que pueden hacerle especialmente vulnerable al riesgo de sufrir un déficit.
  • Cuáles son los alimentos que le aportan vitamina D y qué puede esperar realmente de la dieta para llenar sus reservas.
  • Suplementos de vitamina D: ni todos son iguales, ni lo es su formulación, ni las UI que incluyen, ni su posología. Sepa cuál es cuál, qué suplemento le interesa exactamente a usted y cómo tomarlo para obtener los máximos beneficios.
  • ¡Y mucho más!

La vitamina D es más que una simple vitamina. Y este Informe Especial le va a enseñar todo lo que puede hacer por

Si desea conocer los niveles de Vitamina D, CSnovotest dispone de un test rápido de detección de los niveles de Vitamina D

 

Fuentes

  1. “Vitamina D sérica y factores de riesgo metabólico en un grupo de escolares españoles” Alexia De Piero Belmonte , Elena Rodríguez-Rodríguez, Liliana Guadalupe González-Rodríguez, Rosa María Ortega Anta y Ana María López-Sobaler. Departamento de Nutrición, Facultad de Farmacia, Universidad Complutense de Madrid, Ciudad Universitaria. Madrid. Nutrición Hospitalaria. 2015;31(3):1154-1162 ISSN 0212-1611 • CODEN NUHOEQ S.V.R. 318
  1. “Vitamin D and the risk of dementia and Alzheimer disease”. Thomas J. Littlejohns, MSc, William E. Henley, PhD, Iain A. Lang, PhD, Cedric Annweiler, MD, PhD. Neurology. (August 6, 2014).
  2. “Association of vitamin D status with arterial blood pressure and hypertension risk: a mendelian randomisation study”. The Lancet. Diabetes&Endocrinology. Lancet Diabetes Endocrinol 2014; 2: 719–29 Published Online June 26, 2014 http://dx.doi.org/10.1016/ S2213-8587(14)70113-5
  3. “The Association between Serum 25-hydroxyvitamin D and Human Papillomavirus Cervicovaginal Infection in Women in the United States”. Shim J, Pérez A, Symanski E, Nyitray AG. PubMed. J Infect Dis. 2016 Feb 15. pii: jiw065.
  4. “Shedding light on the vitamin D–tuberculosis–HIV connection”. Susan Realegeno and Robert L. Modlin. Department of Microbiology, Immunology, and Molecular Genetics and Division of Dermatology, David Geffen School of Medicine, University of California, Los Angeles, CA 90095-1750. PNAS | November 22, 2011 | vol. 108 | no. 47 | 18861–18862
  5. “The multiple sclerosis-associated regulatory variant rs10877013 affects expression of CYP27B1 and VDR under inflammatory or vitamin D stimuli”. Karaky M, Alcina A, Fedetz M. PubMed 2015 Oct 14.
  6. Urashima M, Segawa T, Okazaki M, Kurihara M, Wada Y, Ida H. Randomized trial of vitamin D supplementation to prevent seasonal influenza A in schoolchildren. Am J Clin Nutr 2010;91:1255-60.
  7. Heike A. Prevention of Nonvertebral Fractures With Oral Vitamin D and Dose Dependency. Arch Intern Med. 2009;169(6):551-561.
  8. Anastassios G. Pittas, Jason Nelson, Joanna Mitri, William Hillmann, Cheryl Garganta, David Nathan, Frank Hu, Bess Dawson-Hughes ; Vitamin D Status and Progression to Diabetes in Patients at Risk for Diabetes : An Ancillary Analysis in the Diabetes Prevention Program Randomized Controlled Trial. American Diabetes Association, 71st Scientific Sessions.
  9. Marian L. Evatt ; Mahlon R. DeLong ; Meena Kumari ; Peggy Auinger ; Michael P. McDermott ; vin Tangpricha ; High Prevalence of Hypovitaminosis D Status in Patients With Early Parkinson Disease. Arch Neurol, Mar 2011;68:314-319.
  10. Bertone-Johnson ER, Powers DI, Spangler L, Brunner RL, Michael YL, Larson JC, Millen AE, Bueche MN, Salmoirago-Blotcher E, Liu S, Wassertheil-Smoller S, Ockene JK, Ockene I, Manson JE ; Vitamin D intake from foods and supplements and depressive symptoms in a diverse population of older women. Am J Clin Nutr. 2011 Aug 24.
  11. Cancer Lett 2003 ; 192 : 145-149. J Natl Cancer Inst 2005 ; 97(3) : 199-209.
  12. Vitamin D deficiency in Europe: pandemic? Cashman KD, Dowling KG, Škrabáková Z, Gonzalez-Gross M, Valtueña J, De Henauw S, Moreno L, Damsgaard CT, Michaelsen KF, Mølgaard C,Jorde R, Grimnes G, Moschonis G, Mavrogianni C, Manios Y, Thamm M. Mensink GB, Rabenberg M, Busch MA, Cox L, Meadows S,Goldberg G, Prentice A, Dekker JM, Nijpels G, Pilz S, Swart KM, van Schoor NM, Lips P, Eiriksdottir G, Gudnason V, Cotch MF,Koskinen S, Lamberg-Allardt C, Durazo-Arvizu RA, Sempos CT, Kiely M. AJCN. First published ahead of print February 10, 2016 as doi: 10.3945/ajcn.115.120873.

 

Leer más
omega watch replica
replicas omega
replica watches omega
fake omega watch
gown dress
omega copy
replika omega
replica breitling watch
breitling replica watch
replicas breitling
breitling copy
imitation breitling watches
designer watches
diamond watches
cheap replica watches
fake watch
replicas watches
replica swiss watches
big face watches
audemars piguet replica
rolex replica swiss